4 consejos para pieles sensibles

Instagram

30 marzo, 2017 por María José Martínez Caballero. Las pieles sensibles o reactivas reaccionan de manera más inmediata que una piel normal en las mismas circunstancias: ¿cómo podemos cuidarla?

Consejos piel sensible

1. Cuidado con…

Para el cuidado de una piel sensible debes utilizar productos de limpieza suaves, sin jabones alcalinizantes: es muy importante respetar el manto ácido de la piel.

Ten cuidado con la aguas muy duras.

También debes evitar las lociones o los productos con alcohol, con colorantes artificiales y perfumes artificiales.

2. Prueba los cosméticos

Existen pieles con una reactividad tan alta que no toleran nada y en esos casos deberás evitar que se termine agrietando debido a la sequedad.

Que un producto sea natural no significa que esté exento de alérgenos (existen alérgenos en las plantas) por lo que también debes probarlos para comprobar tu tolerancia.

Sabemos que es difícil, pero intenta siempre probar los productos antes de usarlos porque la reactividad es muy variable e impredecible en función de las circunstancias de tu piel, de los factores ambientales, emocionales u hormonales.

Para probarlos, hazlo durante varios días en la cara interna de la muñeca, en el antebrazo o detrás de la oreja.

3. Nutre tu piel: conserva su hidratación

Ten en cuenta que la piel sensible es especialmente vulnerable al sol y a cualquier agente externo irritante, por lo tanto es fundamental mantener la piel nutrida e hidratada para garantizar su función «barrera«.

Quizá te interese...  ¿Qué tipo de piel tengo?

Su correcto estado lipídico garantizará esta hidratación y protección: los buenos aceites vegetales con triglicéridos y ácidos grasos te ayudarán a conseguirlo.

En todo caso, también debes utilizar una protección solar adecuada y evitar temperaturas y agentes extremos como viento, polvo, humo…

La nutrición por la noche con una crema o un aceite bien tolerado de alto valor nutritivo es fundamental par absorber los nutrientes durante el sueño.

Los aceites vegetales con alto contenido en triglicéridos y escualeno reparan la epidermis y proporcionan esa nutrición.

Una mascarilla calmante y reparadora al menos una vez a la semana puede ser una cura de alto valor para este tipo de piel.

4. Por supuesto, hay cosas que evitar

Evita cosméticos con alcohol, con fragancias artificiales o con tintes, ácidos o sustancias abrasivas.

Tu turno

Déjanos algún consejo para las personas con este tipo de piel.

También te interesará:

Instagram

¿Te gustaría decirnos algo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *